ENTREVISTAS

Introduce un texto aquí...

Fabio (El Pela): "Me siento un privilegiado de trabajar con los hinchas de Racing" 

Por Lucio Corbeletto 

13/12/2019

Fabio, más conocido como el pela, ayer por la tarde tenía su bar cerrado al público porque a esa hora jugaba Independiente. Sin embargo, nos abre la puerta de su bar (Bar del Pela) para entrevistarlo y poder conocer más a fondo quién es el dueño del bar más conocido por los hinchas académicos.

-¿Cómo arrancaste con este bar?

-Este bar comenzó en febrero del 94 llamándose Pan y Manteca, y hacíamos panadería y facturas más que nada. Después empiezo a incorporar minutas y comidas para que la gente venga y se siente a comer algo. Luego con el tiempo fue mutando y se empecé a contratar algunas bandas de rock para que toquen en vivo. Hacíamos concursos de bandas y en varias oportunidades vinieron artistas reconocidos como el guitarrista (Carlos Gardellini) y el cantante (Ricardo Soulé) de Vox Dei, el baterista de Serú Giran (Oscar Moro), el baterista de los Abuelos de la Nada (Gringui Herrera), tocaron también bandas como Los Violadores, La Mancha de Rolando.

En el 2004 yo ya había invertido un montón de guita, había ido a Paraguay a buscar un equipo de sonido, metía 200, 300 personas por noche y justo a fin de año pasa la desgracia de Cromañón. Y el bar este como muchos otros tuvieron prohibido realizar shows en vivo de rock.

En el 2005 abro un día de semana que jugó Racing y me fue bien. La gente de Racing se empezó a copar en venir los días de partidos y así arranco la movida. Luego empezaron a venir las peñas, de los lugares más insólitos, de Mexico, Estados Unidos, Brasil. Un día vinieron dos japoneses que no se cómo llegaron acá. Mira la paradoja, el día que más cerveza vendí con las bandas de rock no llegue a vender esa misma cantidad que en el peor partido de Racing.

-¿Cómo fue que decidiste ponerle el nombre del bar del pela?

-Antes el bar se llamaba pan y manteca. Después de lo de Cromañón le cambiamos el nombre a Caoba. En el torneo del 2014, cuando faltaban tres fechas para que termine el torneo. No me acuerdo si fue antes o después del partido de River, pero ahí le pusimos Bar del Pela. Porque en realidad el nombre anterior lo había elegido mi papá que es el dueño de este bar.

Este nombre se dio porque yo escuchaba a los chicos que venían que les decían a otros por teléfono: "Che venite que estamos en el bar del pela". Y ahí dije, ya esta, este bar se tiene que llamar así.

-¿Sentís que sos el bar de Racing?

-Sí. Porque los chicos me lo hacen sentir, me piden que me saque una foto con ellos. E inclusive algunos me dicen cuando vienen que están en su casa. Y eso creo que eso se da con un tema respeto, y yo siempre trato con respeto a todo el mundo. Cuando por ejemplo, entra uno al bar medio mamado me le acerco y le digo: "Che mira todo bien, pero venite para el próximo partido que no estás bien, ponete las pilas y vení la semana que viene".

- ¿Mañana que jugamos la final de la Copa con Tigre, abrís?

- Sí mañana abro. A través de las redes sociales, se puede comunicar mejor con la gente. El problema que cuando juegan los amargos acá, si juegan más o menos en el mismo horario a mi se me complica abrir. Porque los del rojo ya saben que este lugar es de los de Racing. Y el problema no es si me llegan a romper algo de bar, sino que yo soy responsable de todas las personas que yo tenga acá.

-

¿Alguna vez pasaste algún mal momento o alguna experiencia no tan buena en el bar?

-Fue en un Racing-Independiente. Creo que fue en el 2015, cuando jugábamos por la Pre liguilla de la Libertadores. El bar estaba lleno de gente. En un momento empieza a haber represión de la policía en la esquina. Yo salgo a ver que estaba pasando. Y algunos se empiezan a meter acá en el bar. Y llegan acá al bar y agarran a la gente que estaba afuera fumándose un pucho tranquilo, en el entretiempo. Bajo las persianas para protegerme de los policías. Yo tenía 200 personas acá adentro, muy asustadas. Entonces les digo a los chicos quédense tranquilos. Cuando abro la puerta un poco, me tiran, rompen una puerta azul acá, y entran los policías con las balas de gomas, gas lacrimógeno. Y me llevan detenidos a mi junto con 120 personas, por el solo hecho de estar acá en el bar. Después de unas horas nos liberaron a todos porque no teníamos nada que ver.

Algo gracioso antes de que nos lleven a todos detenidos es que arranca el segundo tiempo, todos tirados en el piso. Cuando Racing hace el segundo gol, se paran todos a gritar, no les importo nada.

-¿Cómo son los días que no hay partidos?

- Algunos vienen a tomar algo, porque les hablaron del bar. Otros se vienen a sacar fotos. Pero no es nada que ver, es como el día y la noche.

-¿Como se vivió el partido con River de este torneo?

-El día de Racing 1-6 River, yo pensé que no iba a venir nadie. Y después del partido vinieron todos a festejar y a cantar. Y ahí te das cuenta como es la gente de Racing. Yo me siento un privilegiado de trabajar con los hinchas de Racing. Yo creo que tuve suerte en lo que me toco.

-¿Alguna vez recibiste a algún jugador o ex jugador?

-Una vuelta vino el Chelo Delgado con Miguel Giménez. Lo que hacía yo a veces era conseguir una camiseta de algún jugador o firmada y la sorteaba acá. Les daba unos números a todos y la sorteaba una vez que terminara el partido. Y un día Giménez, me dice bueno te traigo al Chelo Delgado que trae un par de camisetas firmadas para que las sortees acá. La gente estaba como loca cuando lo vieron al Chelo entrar.

-¿Tuviste la oportunidad de laburar alguna vez con otros clubes también?

-Cuando fue el triangular entre Boca, San Lorenzo y Tigre, yo abría en esa época. Porque hubo un par de partidos que se jugaron acá, en la cancha de Racing. Y yo labure con las dos hinchadas (Boca y CASLA), la de San Lorenzo se puede parecer un poco más a la de Racing, pero como la de Racing no hay ninguna. Para mi Racing no se puede explicar con palabras, se siente. 


JORGE DE OLIVERA: "ATAJAR ATRÁS DE ESA TRIBUNA DE RACING NO TIENE COMPARACIÓN"

Por Lucio Corbeletto y Esteban Bagur

8/10/2019

Jorge De Olivera, con el mate y termo en mano, nos abre la puerta del Cristoforo Colombo ubicado en el barrio de Palermo. En el lobby del mismo edificio nos sentamos en unos sillones y con el mate de por medio charlamos con el ex arquero de Racing que supo defender los colores en el período 2009-2013.

- ¿Sentís que hubo un jugador que fuera distinto, en los años que estuviste en Racing?

- Los chicos. Yo fui parte de toda la camada que la rompió (De Paul, Vietto, Centurión, Fariña). Un día estábamos, en una práctica un jueves y viene Luis (Zubeldía) y me dice: "Che flaca, (él me decía así) te gusta el morochito ese?". Era Roger Martínez. Me dijo que no tenía papeles, nada todavía. Yo le dije: "Me re gusto, de ya retenelo".

Yo con Zubeldía tenía muy buena relación y la sigo teniendo. El me consultaba este tipo de cosas siempre. Yo creo que el vínculo que generamos fue más que nada por la edad, al ser un entrenador joven la relación iba más allá de jugador-entrenador.

- ¿Cómo fue cuando llegó Mauro Camoranesi a Racing?

- Te voy a contar algo. La antigüedad en un plantel es lo que te da la confianza. Yo era uno de los mas viejos en el club. Yo maneja el grupo, hacia juegos, boludeaba. Nosotros teníamos dos mesas donde concentrábamos, en una estábamos el chino (Saja), Hauche, Pelletieri y un par más con experiencia. Y me acuerdo cuando llega Mauro, yo me hacia el personaje con todos en el vestuario. Y un día empiezo a hablar mal de Bielsa (jodiendo). Un día se me acercó y me dice: "Que te pasa?" Claro, el pensaba yo campeón del mundo y este quien es para hablar así de un entrenador como Bielsa. Después de eso tuvimos una amistad buenísima. Siempre lo iba a visitar cuando vivía acá, en San Isidro. Mauro tenia cosas en el entrenamiento que son de crack. Nunca pudo romperla, pero sin dudas era un distinto.

Él era súper despelotado, un tiro al aire, desprolijo. Siempre cuento una en el vestuario, lo vemos a mauro a entrar con la ropa, el bolso, y le preguntamos: "Que haces mauro? Mañana entrenamos." Nos cagamos todos de risa.

- ¿Es el jugador con mas experiencia que te tocó jugar?

- Yo creo que a nivel nacional me han tocado varios compañeros, en el Colón del Coco Basile, ese año Colon tenia el mejor plantel de la Argentina, estaba Villareal, el pipa Estévez, el bichi Fuertes, el colombiano Bedoya (campeón con Racing), tenía un plantelazo. Pero Mauro fue el jugador con más experiencia que compartí plantel.

- ¿Como te sentís ahora en Platense?

- La verdad que bien, se dio lo del ascenso y después se me dio lo del record. Se dieron dos tres cosas que ya te identifican con el club. La gente me quiere mucho. Es un club que hace 9 o 10 años estaba en B metro, y la gente estaba rayada, la gente estaba irritable. Este año estamos bien, le devolvimos la alegría al club, la gente te lo hace sentir. Estoy súper cómodo. Me queda contrato hasta junio del año que viene.

Haría una charla al hincha de futbol. Yo nunca voy a entender esa pasión que tienen, porque yo no soy hincha de ningún club. Yo soy de Posadas, y allá seguíamos cada tanto a Guaraní, y me vine de muy chico a Buenos Aires. Me vine a Veléz después a Chicago y después otros clubes. No soy como un rosarino que capaz es hincha fanático de Newell`s.

Los hinchas no se dan cuenta, y más ahora que son otras generaciones que quizás no tienen la personalidad de algunos jugadores como por ejemplo Chilavert o Ruggeri. No se dan una idea lo que generan los hinchas cuando quieren a un jugador y cuando lo odian. No saben lo que condiciona en el fondo, es un granito que vos lo alejas del mejor rendimiento. Son pocos los jugadores que se puedan sobreponer. No hay cosa mejor que jugar con la comodidad del apoyo del hincha, y el hincha no se da cuenta lo que le hace llegar al mismo jugador. Yo nose si todos los hinchas piensan en lo que generan en los jugadores, un aplauso o un aliento es una constante para el que este mas cómodo y mejore cada día mas.

- ¿Como crees que se formó el Racing positivo después de una época complicada para el club?

- Fueron los hinchas los que generaron el Racing positivo. Me acuerdo en un partido, Yacob iba a patear un penal y se escuchaba el "rrrum rrrum" (murmullos) desde las tribunas que había en la cancha y lo terminó errando. El jugador de fútbol hoy en día se apichona mucho. Yo creo mucho en la energía, y la energía que transmiten los hinchas hacia los jugadores es fundamental.

- ¿Como recordás aquel partido de Racing contra San Martin de San Juan, en el que tuviste que salir expulsado? ¿Porque le diste los guantes a Pelletieri?

- Te voy a contar esto que no se si lo saben muchos. Ese día era un 3 de septiembre, había nacido mi nena, yo había concentrado la noche anterior. Me llaman desde la clínica que iba a tener la nena. Entonces le digo a Luis (Zubeldía) que voy a tener familia, que me de permiso para ir. Yo me acuerdo que salí a a las 23.00 y mi nena nació a las 00.15. Concentré todo el día y fui a jugar el partido que era a la noche.

Fue una jugada desafortunada la de la expulsión. Agus (Pelletieri) viene a pedirme los guantes. Porque Agus atajaba en los picados. Lo de él era mucha moral, mas que la técnica. Era mi primer y única expulsión el día de hoy. Yo tengo el talle más grande de arquero y me acuerdo que le quedaban los guantes gigantes a Agustín.

El túnel que va hasta los vestuarios era largo. Y yendo por el túnel escucho los gritos de la gente y dije: "Chau, lo atajo". Llegué al vestuario y vi el penal que atajó y no lo podía creer. Después del partido me pidió los guantes, la camiseta, el encima enfermo de Racing. Se lo di todo y creo que hasta el día de hoy debe tener todo en su escritorio.

- En una entrevista dijiste que habías pensado en el retiro hace un par de años ¿Por qué se te cruzo ese pensamiento por la cabeza?

- Se me cruzo cuando volví de Colombia. Ya lo venía pensando porque en ese momento yo tenía 35 años. Y dije si no me viene nada ya esta. Pero justo se dio lo de Platense y no lo dude porque la propuesta de los dirigentes era volver a primera lo antes posible. Y ahora olvídate, quiero jugar toda la vida.

Yo cuando quede libre en Chicago fui a Racing y cuando quede libre de Racing me quede 6 meses sin club. Con más de 60 partidos en Racing y la edad que tenía, parecía imposible que me quede sin club. *Le suena el teléfono dos veces y decide no atender para continuar con la entrevista* ni bien llego a Racing al tercer partido empece a jugar. Ataja Santillo en central, contra Colón se lesiona y contra Arsenal atajo yo.

- ¿Cómo analizas vos tu paso por Racing?

- El análisis de mi paso por Racing. Yo creo que en Racing habré jugado no más de cuatro partidos malos. Yo en un punto no entendía porque algunos hinchas estaban tan enfocados en mí. Mis partidos malo fueron con lanus un 4-1 y velez en cancha de ellos 4-2. Yo me acuerdo en primer año que yo le atajo el penal a la pulga.

Hay que jugar por el descenso en Racing. Yo tengo de los recuerdos más lindos. Recuerdo que seguía a Racing a donde estaba, y ahora siempre quiero que gane.

- ¿Cómo sentiste pasar de Chicago a Racing?

- Cuando estaba en Chicago siempre llevaba mucha gente. Chicago tiene mucha gente. Pero jugar atrás de esa tribuna de Racing no tiene comparación. El otro día que fui a la cancha (Cilindro) lo viví del otro lado y es totalmente distinto. Yo los cuatro años que estuve o jugué o fui al banco. Pero estando adentro (jugando) es algo común para nosotros. El otro día que fui, veía la cancha y se me ponía la piel de gallina